Diseña un sitio como este con WordPress.com
Comenzar

¡Ay, el dolor!…


El dolor, cruel y esperpéntico espantajo. Otro gran parásito intrusivo, primo hermano del miedo y pariente más que cercano de la tristeza, la ira, la ansiedad y la frustración. Aquí no puedo hablar de tolerancia, como en el post anterior, esto es más bien una forzosa convivencia con un ser tan invisible como invasivo. El... Leer más →

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: